Con olor a libro viejo

Medieval

¡HOLA A TODOS! Bienvenidos a mi blog, Esquinas Dobladas. Me llamo Elena pero en la red me conocen como Dorothy (bueno, en realidad no me conocen tanto, pero vamos a fingir que soy famosa y que alguien va a tener la paciencia suficiente como para leer esto).

Como medio explico en esa pestañita simpática de Sobre mí, soy escritora. O eso quiero creer. Llevo escribiendo desde los doce años (ah, aquellas libretas de gusanillo y pasta dura que de vez en cuando vuelvo a abrir porque sufrir es gratis). Con altibajos y muchos baches (y algún que otro socavón), puedo anunciar orgullosa que tengo una fantástica carpeta en mi ordenador llamada Novelas, que a su vez guarda otras 17 carpetillas (algunas más abultadas que otras), correspondientes a 17 proyectos (casi todos ellos terminados, eso sí) en los que, a lo largo de todos estos años, he ido colocando muy ordenaditas mis ilusiones y todas mis ganas. He aprendido mucho en este tiempo y he cambiado mucho, por supuesto, pero la esencia del sueño sigue ahí: quiero ser escritora.

Ahora bien, ¿y para qué abrir un blog? Os mentiría si dijera que mi única motivación es intentar compartir mi (humildísima) experiencia e intentar ayudar con lo poco que sé (también busco entretener, se entiende); algo de eso hay, claro, pero llegados a este punto me he dado cuenta de que, hoy en día, ser escritor y tener un blog son dos conceptos que deben ir muy bien agarrados de la mano. Ser escritor (o intentarlo) hoy en día es algo muy diferente a la experiencia que pudieron tener esos que escribieron los libros que hoy huelen a viejo.

Por eso, hoy día 1 de diciembre de 2015 (por fin), pongo en marcha este otro proyecto, al que también he mimado desde hace meses para que ahora lo veáis tan lustroso y regordete como está ahora. Planeo actualizar de forma regular, subiendo contenido (espero) interesante y ameno.

*redoble de tambores*

Categorías

Ciudad Esmeralda

La meta del viaje de Dorothy era llegar a Ciudad Esmeralda y encontrar al Mago de Oz: mi meta es seguir escribiendo historias y que vayan viendo poco a poco la luz. Es decir, todas las entradas relacionadas con mi evolución como escritora y el proceso de publicación.

Cuando la Luna Brille

Noticias y eventos sobre mi primera novela publicada (Editorial Tandaia, 2016), histórico-romántica ambientada en la época de los vikingos.

Documentación extrema

Una de mis partes favoritas del proceso de escritura es la documentación: para la construcción de mis novelas puedo pasar horas y horas leyendo y clasificando información sobre los detalles más nimios. Me gusta tanto que casi se ha convertido en un deporte extremo para mí: si no tengo cuidado, la documentación me absorbe y ya no soy capaz de salir.

Con la Punta Afilada

Para aprender a escribir hace falta un lápiz con la punta bien afilada. Consejos, soliloquios y trucos varios para todo aquel que se inicie como escritor, desde mi experiencia personal: te ayudo a esquivar los baches en los que yo tropecé en su día.

Las herramientas del escritor

Tutoriales muy sencillitos de las cuatro herramientas que utilizo a la hora de escribir: principalmente Microsoft Word, aunque hay algún que otro cameo. A veces también cuelgo plantillas.

Marcapáginas

Porque a veces en vez de doblar esquinas utilizamos marcapáginas cuando leemos. Entradas sobre literatura y otros blogs: mi faceta como lectora.

Reseñas

Fui miembro del jurado de la categoría de libro de relatos de los Premios Guillermo de Baskerville’16, organizados anualmente por la web Libros Prohibidos! Aquí puedes leer mis reseñas de las cinco obras nominadas en esta categoría.

Donde Marytta comparte con nosotros sus experimentos culinarios intentando imitar dulces famosos (y no tan famosos) de la literatura: recetas y consejos para que que tengamos con qué acompañar los libros de los que salieron.

Doblando Esquinas

El blog se llama Esquinas Dobladas, y por tanto si doblo esquinas es que estoy hablando de mi blog. Entradas egoístas, principalmente.

Como nadie nace sabiendo y sé que voy a tropezar muchas veces en este caminito tan largo y tan lleno de piedras, voy a probar durante unos meses a ver qué tal me va con este planteamiento: podría decirse que todo está aún en su versión no definitiva, a la espera de pasar el examen final.

¿Y cuál es ese examen? Que os guste lo que escribo. Que me dejéis comentarios, añadáis el blog a la lista de correo y que me sigáis en las redes sociales. 

Bienvenidos otra vez a este libro nuevo que huele a viejo. Doblad conmigo la esquina de esta página: os espero la semana que viene para hablaros de escritura. ¡Hasta entonces!

Crédito de la foto: © Adrian van Leen for openphoto.net

Elena

Escritora de novela histórica, friki de la documentación. Leo de todo, colecciono postales y marcapáginas y me encantan las tragedias bien gordas. En mis ratos libres aprendo alemán y veo vídeos de ballet. También toco el piano y hago experimentos culinarios que no siempre se pueden comer. ¡Y he publicado una novela sobre vikingos y otra sobre Berlín!
Elena

2 respuesta a “Con olor a libro viejo”

  1. QUÉ BONITO. Muchísimo ánimo, Dorothi querida (que la Y es mía muajaja). Estoy deseando que postees de nuevo con cositas de las tuyas. Recuerda que si no ves tus baldosas amarillas puede ser porque tengas ictericia. /notienesentidoperotúmeentiedesnopinchesdori.com

    1. Yo siempre te entiendo, querida apestosilla mía. La Y te la cedo a cambio de tus dibujos fantabulosos y tus encabezados inspiradores. ♥ (la ictericia y el bullying me persiguen)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  • Responsable: Elena Álvarez Rodríguez
  • Finalidad: ayudar a la detección de spam.
  • Legitimación: consentimiento expreso del usuario.
  • Destinatarios: Jetpack y Gravatar, como proveedores de servicios de comentarios de esquinasdobladas.com.
  • Derechos: el usuario tiene en todo momento derecho a solicitar el acceso a los datos personales, solicitar su rectificación o supresión, solicitar la limitación de su tratamiento, oponerse al tratamiento y a la portabilidad de los datos.