Los comentarios en Microsoft Word | Las herramientas del escritor (7)

Los comentarios en Microsoft Word | Las herramientas del escritor (7) – Esquinas Dobladas

EN LA ENTRADA DE la semana pasada ya te conté que este verano, con esto de las vacaciones y gracias a una escasez de acceso a internet, he tenido que reaprender a escribir sin documentarme. O, lo que es lo mismo, he hecho un esfuerzo por seguir escribiendo: nada de pararme a completar detalles y, por supuesto, nada de pasar tres horas de reloj mirando a la pantalla porque hay una palabra que no me viene a la mente. Al fin y al cabo, ya habrá tiempo de volver a todo eso  cuando comience a corregir la novela.

No quiero ponerme pesada repitiendo lo mucho que ha aumentado mi productividad desde que he decidido regresar a mis orígenes y escribo sin distracciones, pero es que es así. Una media de 1000 palabras al día, un grandísimo empujón a la novela y, sobre todo, la sensación de que estoy avanzando; de que por fin esto toma forma, que es algo que, sinceramente, con este proyecto no me pasaba desde que comencé a planificar su estructura hace cosa de un año (además, tuve un bache allá por la mitad, que por suerte pude superar). ¿Y cuál ha sido la clave? Puede parecer simple, pero ponerme a escribir.

Ahora bien, todo esto suena muy bonito, pero tú y yo sabemos que (y esto es especialmente cierto si eres un friki de la documentación como yo) a veces es necesario parar para buscar un dato. Si había lecheros en Berlín en 1961 o el nombre de un guiso típico alemán (o un postre) o, sin ir más lejos, cómo se llamaba el cuñado de tu protagonista. Pero vas a perder tiempo si te pones a buscar en tu libreta de apuntes o, ¡mucho peor! Si abres Internet.

Para no perder productividad, mi consejo es, nuevamente, que sigas escribiendo. Pero ¿cómo sabes luego qué ibas a poner ahí? ¿Cómo recordarás dónde está el huequecito que tienes que llenar con el nombre del postre o del personaje tal, entre tantos miles de palabras en tu manuscrito?

Si escribes a mano, pon un post-it. Si escribes en Word, utiliza los comentarios.

Los comentarios en Microsoft  Word

Antes de empezar, repito como siempre que todas las capturas están hechas en Microsoft Word 2010, que es la versión que yo utilizo. Como te he dicho otras veces, si usas versiones y/o procesadores de texto diferentes tendrás funciones similares, pero en otro sitio. Y, para ver mejor las capturas, puedes hacer click en las imágenes para ampliarlas.

Dicho esto, comencemos:

Los comentarios en Microsoft Word | Las herramientas del escritor (7)

Esta es la pinta que tiene el documento del borrador del manuscrito de mi novela. Cada tres palabras hay un comentario. Los uso para todo: para recordar datos del tipo Fulanito tiene el pelo rubio (por temas de continuidad), para marcar sitios donde no me gusta cómo he expresado alguna frase (repeticiones de palabras, un sinónimo que no me viene en el momento, etc.) y, especialmente, para marcar el punto donde falta algo.

Lo primero que tienes que hacer para convertirte en un experto de los Comentarios es irte a la pestaña Revisar. Ahí, hay una cajita que se llama (¡sorpresa!) Comentarios, con cuatro opciones básicas: Nuevo comentario, Eliminar (si desplegas la flechita puedes eliminar tan solo un comentario, los que estén visibles o todos los comentarios del documento), Anterior y Siguiente. Sí, es tan sencillo como parece y, sí, es una función extremadamente útil.

Los comentarios en Microsoft Word | Las herramientas del escritor (7)

Simplemente selecciona el texto que quieras marcar y dale a Nuevo (en Windows, el atajo es Ctrl+Alt+A).

Otro truquito: mete el texto entre corchetes. Así, no solo podrás navegar entre comentarios dándole a Anterior y Siguiente, sino que además podrás utilizar la maravillosa función que es Buscar y Reemplazar (en la imagen, la cajita de la izquierda), de la que te hablé con más profundidad en este artículo.

Los comentarios en Microsoft Word | Las herramientas del escritor (7)

Solo tienes que buscar los corchetes ¡y adelante! (Yo lo utilizo para diferenciar entre los diferentes tipos de comentarios que pongo, porque sé que estos son solamente de los de rellenar con una o dos palabras).

Volviendo a los comentarios, lo único que me queda por contarte es sobre la visualización. En mi documento, yo tengo activada la barra esta a la derecha donde me aparecen en unos globitos (se llaman así, globos, y tienen un color diferente dependiendo de quién es el autor: es decir, si por ejemplo escribes a cuatro manos o le pasas tu manuscrito a tus lectores beta, cada autor tendrá un color diferente). A mí me gusta así, porque puedo ver directamente lo que he escrito en el comentario (a veces ni siquiera pongo nada, los utilizo como marcadores de posición, pero otras muchas, sí), pero hay gente a la que le distrae tener todos los globitos ahí siempre presentes. Y sí, hay una manera de ocultarlos a la vista:

Todavía en la pestaña Revisar, pero en la cajita del Control de Cambios (si todavía no sabes de las maravillas de esta función, corre a leer este artículo). Abre el desplegable Mostrar marcas y ve a Globos. Yo tengo activada la primera opción, Mostrar revisiones en globos:

Los comentarios en Microsoft Word | Las herramientas del escritor (7)

Pero también puedes activar la segunda: Mostrar todas las revisiones en línea. Desaparecerá la barra sombreada de la derecha del documento y aparecerá el texto con comentario marcado con tu color de autor: para leer el comentario, simplemente tienes que pasar el ratón por encima.

¡Y ya está! Eso es todo lo que necesitas saber sobre los Comentarios de Microsoft Word: como ves, son una herramienta sencillísima que, sorprendentemente, poca gente utiliza. Por supuesto, si tienes alguna duda (o si quieres contarme cuál es tu función favorita del Word) ¡déjame un comentario! También querría que me contaras qué programas utilizas tú para escribir, o si has probado con el resto de tutoriales que he hecho para la serie Las herramientas del escritor (¡el último fue un glosario!). Y no olvides que puedes suscribirte a mi lista de correo para no perderte ninguna de las entradas del blog (y tendrás acceso a alguna que otra sorpresilla) 😉



Elena

Elena

Escritora de novela histórica, porque soy una friki de la documentación. Leo de todo, colecciono marcapáginas y postales y me encantan las tragedias bien gordas. En mis ratos libres aprendo alemán y veo vídeos de ballet. También toco el piano y hago experimentos culinarios que no siempre se pueden comer. ¡Y he publicado una novela sobre vikingos!
Elena

¡Compártelo!

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInPin on PinterestEmail this to someone

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *