Tres cosas que aprendí de mi primera presentación

HACE UNAS SEMANAS presenté mi primera novela en Olivenza. Es la primera vez que publico un libro y, claro, también fue por tanto la primera presentación de uno que he hecho en mi vida.

cuando la luna brille

Por supuesto, estaba muy nerviosa (y algo asustada). Quería que saliera perfecta y que fuera algo especial: no quería llegar allí y soltarles a los que fueran un rollo o una clase de historia de vikingos y que se fueran todos aburridísimos a su casa (y sin el libro).

Así que, aplicando lo que aprendí en Alemania sobre exposiciones orales y presentaciones (no voy a entrar en detalles, pero te diré que hasta me vestí de azafata para una presentación sobre aerolíneas), me dije que tenía que buscarme la manera de hacer algo interactivo y entretenido.

Se me ocurrieron varias ideas y me sugirieron algunas más (y obviamente descarté la de vestirme de vikinga), pero nada terminaba de encajarme. Tenía que ser algo sencillo y práctico, sobre todo, y que no me llevara mucho tiempo para prepararlo (entre otras cosas porque tuve unas semanas de locos y el tiempo precisamente no me sobraba). Y relacionado, claro, con los vikingos y con Cuando la luna brille.

Al final, una amiga me propuso hacer un quiz. Y otra, un ranking de datos curiosos sobre vikingos. Y más o menos mezclé las dos ideas con la de basar la presentación en el contexto histórico y la ambientación y no en la novela propiamente dicha, y empecé a trabajar en ello: con unas diapositivas sencillísimas como apoyo, planteé al público (que, por cierto, al final fue bastante numeroso, de lo cual estoy muy agradecida) treinta preguntas, cada una con tres posibles respuestas. Las había más fáciles y las había más difíciles, pero todas ellas iban encaminadas a aprender cositas nuevas relacionadas con los vikingos y su forma  de vida. Dividí la sala en dos equipos, buscando que la gente se sintiera integrada y cómoda con un poquito de competencia sana.

Con esa base, solo me quedó aderezar un poquito las diapositivas con una imagen mona de Vicky el Vikingo, prepararme un par de chistes y repasarme bien los conceptos de los que iba a hablar. Y, al final, todo salió a pedir de boca. La gente, aunque al principio estaba un poco cortada, enseguida se animó y empezó a participar activamente. Mi plan B, por si la cosa no cuajaba, era parar con las preguntas y sacar una línea del tiempo (que, oye, nunca se sabe y a lo mejor mi público lo que quería era la clase de historia), pero no hizo falta.

Por lo que me han dicho, los que estuvieron pasaron un buen rato y aprendieron un poquito, que era de lo que se trataba. Así, cuando lean el libro, quizás entiendan un poquito mejor el porqué de algunos detalles.

¿Y cuál es la moraleja de todo esto?

Pues hay varias:

  1. (Y esto nos lo repetía mucho el profesor que nos llevaba a los Kindergarten en Alemania) Ten siempre un plan de contingencia, por si las cosas no salen como las planeas. Si vas a dar una presentación, no confíes en que internet va a funcionar y lleva varias copias del documento con las diapositivas. Por si acaso.
  2. No tengas miedo de pedir ayuda cuando la necesites. A veces tenemos la solución a nuestro problema tan cerca de las narices que somos incapaces de verla: una segunda opinión te aportará ideas que quizás puedas utilizar.
  3. Vicky el Vikingo siempre será una apuesta segura.

Si tienes curiosidad, puedes ver esta entrevista cortita que me hicieron desde la Televisión Local de Olivenza antes de la presentación (del minuto 11:39 al 15:00):

TVO-1186 (17 MARZO 2016) por ayuntamientodeolivenza

Y, por supuesto, ¡ya puedes comprar Cuando la luna brille! Tan solo tienes que ir a tu librería y encargarlo, ¡y ya puedes adquirirla también por internet! En la propia página de Tandaia puedes añadirla al carrito. Además, ¡está en GoodreadsAmazon y Casa del Libro! Y si tienes cualquier duda, sobre el libro o sobre la presentación (o sobre cualquier otra cosa), puedes escribir un comentario o contactar conmigo a través de las redes sociales.

¡Hasta la semana que viene!
Elena

Elena

Escritora de novela histórica, porque soy una friki de la documentación. Leo de todo, colecciono marcapáginas y postales y me encantan las tragedias bien gordas. En mis ratos libres aprendo alemán y veo vídeos de ballet. También toco el piano y hago experimentos culinarios que no siempre se pueden comer. ¡Y he publicado una novela sobre vikingos!
Elena

¡Compártelo!

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInPin on PinterestEmail this to someoneShare on Tumblr

3 opiniones en “Tres cosas que aprendí de mi primera presentación”

  1. Yo estuve en la presentación y la verdad es que fue muy divertida !! Se nota que las nuevas generaciones son tecnológicas !! Me encanto y por supuesto Elena me firmó el libro !! Elena te animo a seguir con presentaciones … o quizás encuentros con la autora !! Ya sabes que cuentes con Librería Las Lilas para lo que necesites !!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *