Por qué Instagram se ha convertido en mi red social favorita

 Por qué Instagram se ha convertido en mi red social favorita

HACE MENOS DE UN MES que me abrí una cuenta en Instagram. Bueno, en realidad esto es mentira: ya tenía otra cuenta personal desde hace años, sin apenas actividad y medio abandonada. Y, en realidad, llevaba tiempo dándole vueltas a dejar que Esquinas Dobladas también entrara en Instagram, porque es una red muy visual (y que, junto con Pinterest, de la que ya te hablé por aquí, es mi favorita), pero no terminaba de animarme. Entre otras razones, porque apenas subo fotos a mi cuenta personal y me daba un poco de miedo crearme una cuenta nueva, empezar con mucho fuelle y dejarla también de lado al cabo de dos o tres semanas.

Así que, ¿por qué me he hecho una cuenta? Pues fue casi de casualidad. En cuestión de pocos días leí dos artículos sobre los usos de Instagram para escritores: este, de María José Moreno en su blog, simplementemj; y este otro, de Jaume Vicent (que seguro que te suena de Excentrya) en el blog de MOLPE (recomendadísimos todos, por cierto). ¡Y me entró el gusanillo! Así que, después de una conversación en la que le mencioné de pasada a María Vogel (mi queridísima repostera literaria) que estaba planteándome hacerme Instagram, me puse a enredar una tarde y me creé la cuenta. Y no pensaba utilizarla realmente, al menos de momento, pero hay una opción que no desactivé que empezó a notificar a mis seguidores (los de mi cuenta personal) que había abierto una nueva… y lo tomé como una señal.

Por qué Instagram se ha convertido en mi red social favorita

Hace menos de un mes que inauguré mi actividad en Instagram con esta foto:

¡Y me está encantando! Porque, paradójicamente, aunque no es mi cuenta personal subo contenido más personal que en la otra.

No sé si a ti también te pasa un poco esto, pero yo vivo con una especie como de miedo de molestar a mis seguidores. Es algo raro, pero como sé que, por ejemplo, en mi cuenta personal de Instagram me siguen amigos y conocidos de cuando vivía en Alemania (que no hablan español), pues no me sale subir fotos de libros o colgar trocitos de lo que esté escribiendo en ese momento en las Stories… Es una actitud un tanto estúpida, pero me cohíbe bastante el hecho de saber que puedan convertirse en seguidores por compromiso a los que no les interesen para nada mis fotos… lo cual me ha llevado a mantener una cuenta prácticamente muerta en la que solo subo fotos cuando viajo por ahí o cuando me sirven un trozo de tarta especialmente atractivo en alguna cafetería.  No, yo tampoco le veo la lógica, pero el sentimiento está ahí.

Pero con esta nueva cuenta me he dicho ¡fuera complejos! Voy a subir fotos de las cosas que me gustan, que son sobre todo libros, aunque también cae alguna más especial cuando tengo la oportunidad de hacer algo fuera de la rutina (como ese día que toqué el órgano viejo de la iglesia de mi pueblo):

Y, por supuesto, también me hago un poco de autobombo, porque anda que no es divertido procrastinar buscando la mesa con mejor luz de la casa y probar con los filtros, en vez de dedicarte a seguir escribiendo…

Por qué Instagram se ha convertido en mi red social favorita

¿Que qué más me gusta de Instagram? Las historias, por supuesto. Nunca he llegado a tener Snapchat y no terminan de convencerme los nuevos estados de Whatsapp, pero creo que Instagram Stories es el lugar perfecto para contar tu vida sin parecer pesado.

Puedes subir los veintisiete intentos previos a la foto buena (bueno, quizás no veintisiete, pero sí tres o cuatro), quejarte del calor que hace en la calle y subir capturas de Writeometer. Y, por supuesto, puedes subir trocitos de lo que estás escribiendo, o un fragmento del libro que estás leyendo ¡y hasta publi de la última entrada de tu blog! Todo vale, no tiene que ser perfecto: de hecho, es mejor que no lo sea. Por ejemplo, aquí a la izquierda tienes la foto que subí a las historias la semana pasada, cuando María Vogel publicó su último postre literario.

Pero no se trata solo de subir fotos, sino de ver las de los demás. ¿A quién no le gusta disfrutar de imágenes con belleza? Estas son mis tres cuentas favoritas del mundo mundial:

Beginning of June in Beirut dancing with my princess dress @vintagestoryboutique 💕

Una publicación compartida de Mathilde Froustey (@lapetitefrench_) el

Mathilde Froustey, bailarina en el Ballet de San Francisco.

Neue Reiseregelungen: Dieser Artikel erschien am 10. November 1989 im Neuen Deutschland. Am Abend vor dem Erscheinen wurde die Grenzöffnung durch Günter Schabowski mit den Worten bekannt gegeben: „Das tritt nach meiner Kenntnis … ist das sofort, unverzüglich.“ New travel rules: This article was appeared in “Neues Deutschland” on November 10, 1989. On the evening before the appearance, the opening of the border was announced by Günter Schabowski with these well-known words: “As far as I know … effective immediately, without delay.” #ddrmuseum #ddrgram #instamuseum #instacollection #ddr #gdr #museum #berlin #reisen #travel #zeitung #newspaper #1989 #grenze #grenzöffnung #ministerrat #günterschabowski #9november1989 /ek

Una publicación compartida de DDR Museum (@ddrmuseum) el

El Museo de la República Democrática Alemana de Berlín.

¡Y la cuenta de la escritora Espido Freire!

Así que, ya sabes, ¡vente a Instagram! Si eres escritor (y especialmente si tienes gato), triunfarás. Aquí tienes una guía para principiantes en el blog de Joanna Penn (en inglés, eso sí). ¡No tienes excusa! Y, por supuesto, lo primero que tienes que hacer es seguirme.

¿Tienes Instagram? ¿Es también tu red social favorita? ¿Cómo la utilizas? ¿Tienes algún consejo? Comenta y déjame tu opinión (y, como siempre, si te ha gustado, ¡comparte!)


(Esta entrada es la última de junio ¡y llegan unas muy esperadas vacaciones! Llevo doblando esquinas prácticamente de forma ininterrumpida desde que abrí el blog en diciembre de 2015 ¡y necesito descansar! De modo que, durante el mes de julio, aprovechando que me voy a la playa y que tampoco iba a tener una buena conexión a internet, no habrá entrada nueva cada miércoles. Puedes suscribirte para asegurarte de que no te pierdes nada cuando vuelva después de las vacaciones:



O también puedes, por supuesto, seguirme en cualquiera de mis redes sociales, incluida Instagram, donde seguiré activa. ¡Que pases un feliz verano y hasta el dos de agosto!)

Elena

Elena

Escritora de novela histórica, porque soy una friki de la documentación. Leo de todo, colecciono marcapáginas y postales y me encantan las tragedias bien gordas. En mis ratos libres aprendo alemán y veo vídeos de ballet. También toco el piano y hago experimentos culinarios que no siempre se pueden comer. ¡Y he publicado una novela sobre vikingos!
Elena

¡Compártelo!

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInPin on PinterestEmail this to someone

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *