Las galletas de coco de «Palmeras en la nieve»

¡HOLA! ESTA ES MI PRIMERA entrada en el nuevo blog, y también he aprovechado para cambiarme yo misma de nombre. En mis entradas anteriores publicaba como Marytta, pero ahora he cambiado a María Vogel. María porque es mi nombre real, y Vogel… bueno, estoy segura de que lo averiguaréis algún día. ;P

Aparte de esta novedad, todo sigue igual. Las galletas de coco de «Palmeras en la nieve»Sigo siendo la misma persona y sigo haciendo postres. Aunque tengo que confesar que el de este mes lo he hecho sin haber leído el libro correspondiente. Pero es que mi pila de libros por leer es muuuuuy alta ahora mismo, y quería aprovechar la estupenda entrada de Elena sobre Palmeras en la nieve para presentaros un postre que me encanta y que, espero, hará que disfrutéis el doble del libro si os animáis a leerlo.

Lo poco que sé del libro es lo que dice la sinopsis y lo que contó Elena en su entrada: que son dos hilos argumentales distintos, uno ambientado en el pasado con los hermanos Kilian y Jacobo, y otra en el presente con Clarence, hija y sobrina de estos dos. Por lo que me dice Elena, Clarence visita una aldea escondida en Guinea y le ofrecen una especie de banquete… y es ahí cuando prueba las galletas de coco que os traigo hoy.

Clarence no supo muy bien cómo, pero unas diecisiete personas […] tomaron asiento alrededor de una mesa rectangular con un hule estampado de flores que se fue llenando de pollo con yuca, doradas con salsa de aguacate, y el böka ó de vegetales que ya había probado en casa de Bisila. Encontró los guisos muy sabrosos, pero lo que más le gustó fue el postre: las galletas crujientes de coco y el refresco de jengibre y piña.

[…]

Amanda y Jovita insistieron en que aceptaran unos paquetitos con algo de comida y una bolsita con las galletas de coco que tanto le habían gustado a Clarence.

Sinceramente, si las galletas se parecen en lo más mínimo a las que os voy a enseñar hoy, no me extraña que a Clarence le encantaran. Y lo mejor de todo: ¡son facilísimas!

Ingredientes

  • 200 g de coco rallado
  • 100 g de azúcar
  • 4 claras de huevo
  • 50 g de harina
  • 100 g de mantequilla

Preparación

(Nota: tengo que disculparme porque las fotos de los pasos intermedios han desaparecido totalmente de mi teléfono. No son especialmente relevantes para entender el paso a paso, pero aún así, lo siento mucho).

1. Batimos las claras a punto de nieve (ya sabéis: hasta que parezcan nata montada).

2. Añadimos el azúcar y el coco rallado y mezclamos con movimientos envolventes hasta que se integre.

3. Derretimos la mantequilla y la añadimos a la mezcla, junto con la harina.

4. Removemos todo hasta que quede una masa consistente. Estará pegajosa e imposible de manejar, pero no  os preocupéis, es normal.

5. Con una cuchara, juntamos la masa en una bola y la envolvemos en film transparente, o bien echamos la masa en una bolsa de plástico de las de congelar.

6. Dejamos enfriar la masa en la nevera durante al menos dos horas, hasta que se endurezca un poco.

7. Cuando la masa esté más firme, cortamos trozos del tamaño aproximado de una nuez grande  y con las manos les damos forma de bola. Luego aplastamos la bola hasta convertirla en un disco de unos 2-3 cm de grosor.  (No tengo foto de esta parte, pero podéis ver la foto de las galletas ya horneadas para haceros una idea del tamaño y la forma. ¡Lo siento mucho!)

8. Colocamos las bolitas sobre una bandeja forrada con papel de horno y cocinamos (en el horno previamente precalentado) a 180 ºC durante 15 minutos o hasta que empiecen a dorarse por los bordes.

9. Cuando estén listas, las sacamos del horno, dejamos enfriar… ¡y listo! Ya podemos disfrutarlas mientras leemos Palmeras en la nieve.

De verdad, animaos a probar la receta. Está buenísima y no podéis fallar. Además, son unas galletas muy ligeritas y perfectas para el verano, y se pueden llevar fácilmente a la piscina… 😉

Como siempre, si tenéis dudas sobre el postre, sugerencias para próximas entradas, o simplemente queréis decirme lo maravillosa que soy, no dudéis en dejar un comentario.

¡Hasta el próximo Postre Literario!

María Vogel

María Vogel

Exploro libros en busca de nuevas aventuras (¡y recetas!)
María Vogel

¡Compártelo!

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInPin on PinterestEmail this to someoneShare on Tumblr

2 opiniones en “Las galletas de coco de «Palmeras en la nieve»”

  1. ¡No sabes la ilusión que me hace este postre! Porque parece facilillo (ya te contaré si termino por animarme a intentarlo 😉 ), porque fui yo quien te dio la idea de hacerlo ¡y porque sigo sin superar lo de María Vogel! Espero que las galletas estuvieran riquísimas ¡y que te guste el libro! ♥

    1. De verdad que tienes que intentarlo, ¡es muy fácil! Claro que estaban ricas, y el libro por el momento me está gustando. Todo perfecto x)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *