Un año de autoras: Toti Martínez de Lezea

Un año de autoras: Toti Martínez de Lezea - Esquinas Dobladas

SEGUIMOS CELEBRANDO #UnAñoDeAutoras: este mes, de manera especial, porque coinciden dos eventos que persiguen los mismos objetivos que esta iniciativa: el Día de las Escritoras y el #LeoAutorasOct. Así que, para celebrarlo, he entrevistado a una gran autora de novela histórica, Toti Martínez de Lezea, que cuenta con una extensísima bibliografía publicada en este género.

Un año de autoras

La iniciativa

Por si acabas de llegar a este blog, antes de pasar a la entrevista quiero contarte brevemente en qué consiste esta iniciativa tan bonita que se llama #UnAñoDeAutoras. Se trata de un proyecto impulsado por María del Mar González Gómez, del blog Escribir Ciencia Ficción), cuyo objetivo, en sus propias palabras, es «difundir, visibilizar y dar a conocer a escritoras de todos los géneros, fundamentalmente de habla hispana, a través de blogueras de nicho». Cada vez hay más gente que ha querido formar parte de este proyecto, lo cual implica que hay más y más autoras que están ganando visibilidad.

En mi caso, estoy descubriendo y conociendo a muchas escritoras de novela histórica ¡a las que además he podido entrevistar! Un lujazo.

La autora de octubre: Toti Martínez de Lezea

Un año de autoras: Toti Martínez de Lezea – Esquinas Dobladas

Esta es Toti Martínez de Lezea:

Nací en 1949, en Vitoria-Gasteiz, y soy traductora titulada de francés, inglés y alemán, oficio al que me dediqué hasta que decidí que escribir era mucho más interesante, y divertido. Escribo en castellano, pero tengo el placer de ver mis libros editados también en euskera, idioma que hablo, pero en el que no escribo.

Me publicaron la primera novela hace veinte años, en 1998. Desde entonces han salido otros 54 títulos, de los cuales 24 son novelas históricas. Este año serán 25.

Me han traducido al francés, alemán, portugués, ruso, inglés, catalán y chino. Quedan bien en las baldas, muy exóticos, pero poco más.

Soy una charlatana compulsiva, de ahí que me dedicara a los idiomas. Colaboro habitualmente con diferentes medios de comunicación y doy charlas en Universidades, bibliotecas, asociaciones culturales y centros educativos.

Puede decirse que tengo una vida muy, muy entretenida.

Un año de autoras: Toti Martínez de Lezea – Esquinas Dobladas

Con una bibliografía, como digo, tan extensa, es complicado escoger entre tantas novelas por cuál empezar. En mi caso, la elegida fue La Universal (Maeva, 2010): me llamó la atención la sinopsis, por esto de que me gustan los circos, y no me defraudó. Es una novela coral, donde la protagonista es La Universal, esto es, la extraña asociación que un grupo de lo más variopinto de personajes monta, primero como posada, después como compañía de circo, y que termina siendo una especie de agencia de detectives. Por supuesto, recomendadísima.

Pero si lo tuyo no es el siglo XX, ¡no te preocupes! Tienes otras muchas novelas para elegir: por ejemplo, su última novela, Tierra de leche y miel (Erein, 2016), está ambientada en el siglo XIII.

¡Y aquí tenemos la entrevista a Toti Martínez de Lezea!


La primera pregunta es, creo, la más difícil: ¿Por qué empezaste a escribir?¿Qué te hizo decidirte para dar el paso hacia la publicación?

En mi caso no es difícil: empecé cerca de los 50 años de edad porque hice una apuesta con un amigo a que era capaz de escribir una novela, y la gané, claro. Aquella primera novela, La Abadesa, la guardé en un cajón y empecé otra, La calle de la Judería. Esta la envíe a varias pequeñas editoriales, que me la devolvieron, pero seguí escribiendo, para mí, porque me apetecía, porque disfrutaba un montón. Finalmente una editorial de San Sebastián decidió publicarla. Y no he parado desde entonces.

¿Podrías decirme qué es, para ti, lo mejor de ser escritora? ¿Y lo peor?

Lo mejor, ser Dios, o Diosa… en la ficción, naturalmente. Yo creo a mis personajes, los hago buenos o malos, valientes o cobardes, generosos o avariciosos; los hago pensar, sentir, amar, sufrir, gozar… y los mato cuando quiero. Es una sensación interesante la de sentir el poder absoluto (sonrisa). Pregúntaselo a todos esos emperadores, papas, conquistadores, sátrapas, megalómanos, genocidas y demás que llenan las páginas de los ensayos históricos y de muchas novelas.

Lo peor, nada. Quizás la envidia de algunos «colegas» que se consideran mejores, y no lo son.

Todas tus obras publicadas se enmarcan dentro del género histórico. ¿Por qué este género y no otro? ¿Es el tipo de libro que también sueles leer?

En efecto el género histórico es mi favorito, lo ha sido desde que era niña, por ese motivo mi primera novela, la de la apuesta, fue histórica. No se me ocurrió escribir un libro de otro tipo.

De todos modos, también escribo otros géneros: infantil, juvenil, de humor, épico-mitológico… ¡Veinte años entre seis y ocho horas de trabajo diario han dado para mucho!

En tus obras, novelas diversos episodios históricos, muchos de ellos de la historia de España. ¿Puedes hablarnos de la semilla de alguna de tus novelas?

Un año de autoras: Toti Martínez de Lezea – Esquinas DobladasEn realidad, no novelo episodios históricos, sitúo mis tramas en determinados momentos de la Historia, que no es exactamente lo mismo. Los grandes hechos y los grandes personajes tienen a sus cronistas e historiadores, y no me interesa escribir sobre ellos. Escribo sobre nosotros/as, la gente de a pie, el pueblo olvidado, mujeres, artesanos, campesinos, bastardos, sefarditas, criados, brujas, herejes…, los perdedores de la Historia, sobre quienes poco o nada se ha escrito.

¿Semillas? La conquista de los pueblos cántabros por los romanos; la expulsión de su país de los españoles judíos por razones económicas y de fanatismo religioso; la lucha de los comuneros castellanos contra los abusos señoriales; la caza de las llamadas «brujas» que nunca lo fueron; la violación de las mujeres en la Guerra de la Independencia; la crisis económica a comienzos del siglo XX; las gentes en el Camino de Santiago, no precisamente peregrinos; el tremendo miedo provocado por la guerra del 36; las antiguas creencias paganas de mi pueblo, etc.

Cada novela tiene su semilla. No merece la pena escribir si no tienes nada interesante que contar, denunciar, evocar…

Como escritora también de histórica y, como me gusta definirme, friki de la documentación, tengo que preguntar: ¿cuál es el proceso que sigues para caracterizar las épocas de tus novelas?

Busco la documentación que me interesa y contrasto la información, luego empiezo a escribir, y sigo documentándome mientras lo hago. También visito los lugares en los que sitúo mis tramas, para verlos, olerlos, sentirlos.

De todos modos, leo desde que era niña, y no solo novelas, también ensayos históricos. Normalmente escribo sobre temas, lugares, hechos, modos de vida, tradiciones y demás que me atraen y que conozco, aunque sea de manera superficial. La disculpa de la escritura me permite aprender lo que no sé.

Para aquellos que todavía no conocen tus novelas, ¿por qué recomendarías su lectura?

¡Uf! Eso tendrías que preguntárselo a alguien haya leído alguna de ellas… Resulta difícil hacerse propaganda una misma, pero soy escritora/inventora de quimeras, así que allá voy:

Viaja conmigo, amiga, amigo, a otras épocas, a otros lugares, a otras vidas. Te mostraré cómo sobrevivían quienes nos precedieron. Desafiaremos a la tormenta, al frío, al calor, al hambre; tendremos buenos y malos momentos, buscaremos el amor y quizás lo hallemos, descubriremos intrigas y misterios, encontraremos tesoros ocultos, lucharemos y moriremos, ascenderemos a lo alto de las montañas, adoraremos a los dioses antiguos, recogeremos las cosechas y surcaremos los mares hacia el Poniente siguiendo la estela de fuego de los dragones.

¿Qué tal?

Ahora, ya como lectora, ¿qué otra novela histórica nos recomiendas? ¿Alguna autora que pudiera formar parte también de esta iniciativa?

¿Una sola? Difícil elección, la lista es muy larga… Una mujer en la tormenta de Judith Merkle Riley.

Una autora más cercana que pueda formar parte de esta iniciativa: Almudena Grandes, Las tres bodas de Manolita.

¿Crees que existe en la novela histórica una tendencia a invisibilizar aquello escrito por mujeres frente a las historias creadas por hombres?

En realidad, dicha tendencia se da en todos los géneros de la Literatura, y en casi todos los aspectos de nuestra sociedad. Exceptuando algunas reinas, santas y prostitutas, la mujer ha estado desaparecida de la Historia hasta muy recientemente, y todavía queda mucho camino por andar. En lo que concierne a las escritoras, solo hay que fijarse en las reseñas de los críticos literarios, mayoritariamente relacionadas con obras de escritores; los jurados de los grandes premios, compuestos sobre todo por hombres; el espacio dedicado a autores masculinos en los cuadernillos culturales, en la tv, en las radios. ¿Cuántas veces hemos oído o leído eso de «literatura para mujeres escrita por mujeres»? Si repasamos la lista de los llamados «grandes autores» apenas aparecen autoras. Y si preguntamos a cualquiera por un escritor o escritora, casi siempre, por no decir siempre, dirá el nombre de un autor.

¿Tienes algún otro proyecto literario en mente para el futuro?

Por supuesto. Empecé tarde en esto de la escritura y dentro de unos meses cumpliré 70. No sé cuánto tiempo más me queda, pero lo que es seguro es que ya ha empezado mi cuesta abajo, por lo tanto he de darme prisa si quiero escribir parte de lo mucho que tengo pendiente. Ahora estoy con una nueva novela, también sobre el miedo durante la guerra, hay tantas y tantas historias por contar… En cuanto la acabe, comenzaré con la siguiente, la tercera de una saga de seis o siete épico-mitológicas con las que estoy disfrutando enormemente.

Y la pregunta obligada: cuando lees, ¿doblas las esquinas o utilizas marcapáginas?

Doblo las esquinas, pero ¡solo un poquito!, lo suficiente para saber dónde lo he dejado. Tengo una gran colección de marcapáginas, pero, la verdad, no los utilizo.


(¡Una de las mías!).

Mil gracias, Toti, por haber accedido con tanta amabilidad a responder a mis preguntas. ¡Ha sido un verdadero placer!

Para encontrar a Toti, te animo, por supuesto, a leer sus novelas: puedes descubrirlas todas en su web (o echarle un vistazo a este tablero de Pinterest). ¡Y también puedes encontrarla en su página de facebook!

Y, por supuesto, te animo a suscribirte para que todas las entrevistas te lleguen directamente a tu bandeja de entrada. ¡Hasta la próxima!

 

Responsable: Elena Álvarez Rodríguez. Finalidad: envío de actualizaciones y newsletter. Legitimación: consentimiento expreso del usuario. Destinatarios: Mailchimp, como proveedor de servicios de listas de correo de esquinasdobladas.com. Derechos: el usuario tiene en todo momento derecho a solicitar el acceso a los datos personales, solicitar su rectificación o supresión, solicitar la limitación de su tratamiento, oponerse al tratamiento y a la portabilidad de los datos.

Photo by paul morris on Unsplash

Elena

Elena

Escritora de novela histórica, porque soy una friki de la documentación. Leo de todo, colecciono marcapáginas y postales y me encantan las tragedias bien gordas. En mis ratos libres aprendo alemán y veo vídeos de ballet. También toco el piano y hago experimentos culinarios que no siempre se pueden comer. ¡Y he publicado una novela sobre vikingos!
Elena

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  • Responsable: Elena Álvarez Rodríguez
  • Finalidad: ayudar a la detección de spam.
  • Legitimación: consentimiento expreso del usuario.
  • Destinatarios: Jetpack y Gravatar, como proveedores de servicios de comentarios de esquinasdobladas.com.
  • Derechos: el usuario tiene en todo momento derecho a solicitar el acceso a los datos personales, solicitar su rectificación o supresión, solicitar la limitación de su tratamiento, oponerse al tratamiento y a la portabilidad de los datos.