Qué necesitas saber para construir las escenas de tu novela

Cuando la luna brille

LA SEMANA PASADA te hablé un poco de la estructura de las escenas y de cómo elegir las escenas que necesitas para contar una historia. Hoy vengo para añadir un poco de teoría a todo eso, con una lista de artículos muy interesantes sobre las escenas y la escaleta que espero que te ayuden con la estructura y la planificación de tu novela.

Continuar leyendo «Qué necesitas saber para construir las escenas de tu novela»

Los hábitos de lectura de los españoles y 15 recursos que te ayudarán a definir tu público objetivo

Los hábitos de lectura de los españoles y 15 recursos que te ayudarán a definir tu público objetivo

HACE UNAS SEMANAS me puse a hacer limpieza en casa y amontoné todos los libros que tengo pendientes de leer para este verano (y que al paso que voy no voy a tener tiempo de terminar). La verdad es que me agobié un poco, así que abrí esta encuesta en twitter:

Continuar leyendo «Los hábitos de lectura de los españoles y 15 recursos que te ayudarán a definir tu público objetivo»

¿Cuántas palabras debe tener tu novela?

Esquinas Dobladas

LA EXTENSIÓN DE UNA NOVELA es uno de los factores más determinantes a la hora de elegir mi próxima lectura. Creo que es el segundo en importancia, detrás de la omnipotente temática. Cuando me voy de viaje, por ejemplo, tengo que guardar un equilibrio muy precario entre un libro lo suficientemente largo como para durarme todas las vacaciones pero que no pese tanto que termine saliéndome una contractura por llevarlo en la maleta.

Cuando escribo, la extensión (el número de palabras) es también algo que me preocupa. Suelo quedarme corta porque tiendo a obviar descripciones importantes y a resumir más de lo que me convendría (es algo en lo que estoy trabajando, de todas formas), aunque sí que es cierto que a la mayoría de los escritores con los que he tenido oportunidad de hablar suele ocurrirle lo contrario (pese a todo, ¡he conseguido escribir 600 000 palabras en novelas!)

Continuar leyendo «¿Cuántas palabras debe tener tu novela?»

Dos cosas (y media) que los escritores podemos aprender de Giselle

corps de ballet

EL MIÉRCOLES PASADO, justo después de colgar esta entrada sobre novelas de espías, me fui al cine porque echaban el ballet Giselle en directo desde el Royal Opera House de Londres. No era la primera vez que veía un ballet, pero sí la primera que lo hacía en el cine: por si nunca lo has probado, es una experiencia totalmente recomendable.

La música, ella solita, ya habría bastado para enamorarme, pero si a eso le unes los saltos, los pas de deux, el vestuario, la forma que tienen los bailarines de llenar todo el escenario, la mímica… Pues eso, que salí del cine con corazoncitos en los ojos.

Por supuesto, lo que más impresiona son los protagonistas de la historia: llevan el peso de la acción y del baile y se quedan con las coreografías más espectaculares; sin embargo, una de las cosas que más me llamó la atención de esta producción (quizás por esto de que la vi en el cine, con cambios de plano y alta calidad, que son cosas que te permite fijarte en los detalles) fue el corps de ballet (es decir, toda esta gente que aparece por detrás de los protagonistas, como haciendo bulto: esa es básicamente su función principal).

Continuar leyendo «Dos cosas (y media) que los escritores podemos aprender de Giselle»

Cómo documentarte leyendo novelas

Cómo documentarte leyendo novelas

ÚLTIMAMENTE tengo poquísimo tiempo para todo: para escribir, para intentar mantener una vida social que se cae a trocitos, para ver películas y, sobre todo, para leer.

Siempre, desde pequeñita, he sido una lectora voraz: no podía no leer antes de dormir y traía a mi madre de cabeza. Pasaba más tiempo en la biblioteca que en los parques y en mi mesilla siempre había tres o cuatro libros esperando un turno que no tardaba en llegar (llevo listas con todos los libros que me leo desde 2006 y por aquella época mi media era de unos 100 libros al año).

Continuar leyendo «Cómo documentarte leyendo novelas»

Por qué escribo novela histórica

Por qué escribo novela histórica

CUANDO YO EMPECÉ A ESCRIBIR, allá por 2006 (ha llovido desde entonces), lo que me iba era la fantasía. Mi primera novela era una cosa muy rara (que, para más detalles, estaba escrita en las hojas que no usaba para clase de las libretas de sociales) cuya protagonista era una jovencita a la que básicamente le hacían bullying todos sus conocidos y que, voilá, de repente era la elegida (tal cual: la Elegida) para salvar un mundo mágico paralelo del que nadie tenía constancia y bla, bla, bla. Original, ¿verdad?

Continuar leyendo «Por qué escribo novela histórica»