La «Operación Gomorra»

La «Operación Gomorra» (¡y relato!) — Esquinas Dobladas

HOY VENGO A CONTARTE TRES cosas: una que ya sabes, otra que probablemente sepas y una que quizás no hayas oído nunca.

Lo que estoy segura de que ya sabes es que tengo una lista de correo. Puedes suscribirte aquí y es por supuesto gratis y lo que te llevas si te apuntas es un mail nuevo cada vez que publico un artículo y alguno que otro, de vez en cuando, contándote mi vida. Hasta hoy, claro, porque acabo de subir un relato inédito que solo podrás leer si te suscribes. (¡Suscríbete!)

Lo que probablemente sepas es que soy escritora de novela histórica. Tengo una novela publicada, con barcos y vikingos (se llama Cuando la luna brille y puedes comprarla por aquí y reseñarla por aquí), y voy a publicar otra en breve: se titula Esa nube tiene forma de oveja y puede que te suene porque hubo un tiempo en el que me obsesioné con la existencia o no de lecheros en Berlín en 1961 (la novela comienza en Berlín en 1961). Todavía no está a la venta (¡pronto!), pero resulta que mientras corregía y pulía me dio como un pronto de nostalgia de los personajes. Así que me puse a escribir sobre el pasado de un par de ellos y he aquí el porqué del relato que mencioné antes.

Lo que quizás no sepas es la historia de la Operación Gomorra durante la Segunda Guerra Mundial.

Tormenta de fuego

Una tormenta de fuego (o tormenta ígnea) es un fenómeno que generalmente ocurre por causas naturales cuando se produce un incendio: básicamente el incendio no se extingue porque es de tal magnitud que mantiene su propio sistema de ventilación, renovando constantemente el oxígeno por el flujo de las corrientes de aire. Normalmente pasa en incendios forestales, pero puedes imaginarte lo que supone que se dé en una ciudad: algunos ejemplos famosos pueden ser el Gran incendio de Roma del año 64 o el Incendio de Londres de 1666.

¿Pero qué pasó en Hamburgo en 1943?

La Operación Gomorra

Resulta que un señor inglés llamado Arthur Harris (apodado El Bombardeador) ordenó el 27 de mayo de 1943 un bombardeo aliado sobre la ciudad de Hamburgo: pretendía acabar con la moral alemana mediante la destrucción de un punto estratégico del III Reich, ya que Hamburgo en aquel momento era una ciudad industrial con un gran crecimiento gracias a los astilleros, la metalurgia y las refinerías.

24 de julio

Los ataques comenzaron la noche del 24 al 25 de julio. Para confundir a los radares alemanes se empleó por primera vez el chaff Window y, además, pese a que normalmente no se empleaban comunicaciones por radio, esta noche se utilizaron para avisar de las condiciones meteorológicas de viento que había, lo cual ayudó considerablemente a los bombarderos a alcanzar sus objetivos. Esa primera noche murieron 1 500 personas en los sesenta minutos que duró el bombardeo y la RAF británica perdió 12 aviones.

Los bomberos comenzaron las labores de extinción, pero la cosa se agravó porque hacía tiempo que no llovía y el ambiente estaba muy seco: además, el cable del teléfono se incendió, lo cual avivó los fuegos.

25 de julio

Para mantener a la ciudad en un estado de alerta, el día 25 por la tarde cayeron algunas bombas más y algunos aviones siguieron sobrevolando la ciudad. También se bombardeó la ciudad de Hannover porque estaban comenzando a desplazarse desde allí más bomberos para colaborar con la extinción de los incendios.

Se canceló un nuevo ataque previsto sobre Hamburg para la noche del día 25 al 26, porque la ciudad estaba tan cubierta por el humo que habría afectado a la puntería de los bombarderos.

26 de julio

La imagen de la cabecera es un fragmento de las noticias publicadas en el periódico Dolomiten del 26 de julio de 1943 (por cierto, si te parece curiosa y totalmente ilegible la fuente que utilizaban estate atento porque tengo otro artículo preparado al respecto): la traducción al español (mía) sería algo así:

Una fuerte unidad de bombarderos británicos ha lanzado la pasada noche un ataque terrorista en el centro de la ciudad de Hamburgo, causando pérdidas en la población civil así como notables destrozos en edificios de viviendas e institucionales como consecuencia. Según las últimas noticias, las fuerzas de la Defensa Aérea han abatido a 17 bombarderos enemigos en el litoral del noroeste de Alemania y Noruega.

28 de julio

No hubo bombardeos durante el día 27, pero poco antes de la media noche más de 700 bombarderos dejaron caer 2000 toneladas de explosivo sobre la Hamburg. La sequedad del ambiente, las altas temperaturas, la escasez de bomberos y el gran número de incendios hizo que se produjera una tormenta de fuego (Feuersturm). Los edificios estaban muy cerca unos de otros y altamente poblados, los callejones se convirtieron en trampas mortales y, al final, todos los pequeños fuegos se convirtieron en uno gigantesco que el 28 de julio, en su mayor extensión, llegó a alcanzar los 22 km2.


Los bombardeos se prolongaron durante ocho días y siete noches: con corrientes de viento (cargadas de fuego) de hasta 240 km/h y temperaturas de entre 800 y 1 000ºC, no es de extrañar que murieran 50 000 personas: los que habían conseguido llegar a los refugios se veían obligados a permanecer allí, sin agua. Los que se aventuraban a salir se encontraban con el infierno.

Se llamó Operación Gomorra por los versículos 24 y 25 del capítulo 19 del Génesis, en los que se cuenta la destrucción de las ciudades de Sodoma y Gomorra como castigo divino (aunque dicen desde La Brújula Verde que la culpa fue de un meteorito):

Entonces el Señor hizo llover sobre Sodoma y Gomorra azufre y fuego, de parte del Señor desde los cielos; y destruyó aquellas ciudades y todo el valle y todos los habitantes de las ciudades y todo lo que crecía en la tierra.

Para terminar, he podido encontrar este testimonio, muy interesante, de una señora llamada Paula Alexander, en el que se puede ver muy bien el contraste entre la vida en Hamburgo antes y durante la guerra (y por supuesto lo he usado como referencia también para mi relato).

Y esto es todo lo que te puedo contar de la Operación Gomorra. Después de la destrucción de Hamburgo (la primera) llegarían otras más famosas: Dresden, Hiroshima, Nagasaki… Y Xieng Khouang, en Laos (pero eso es otra historia). Si quieres saber más sobre la Operación Gomorra, puedes curiosear en este tablero de Pinterest que he preparado, y por supuesto leer mi relato Operación Gomorra (al suscribirte a mi lista de correo), que no deja de ser una precuela de Esa nube tiene forma de oveja. ¡Hasta la próxima!

Elena

Elena

Escritora de novela histórica, porque soy una friki de la documentación. Leo de todo, colecciono marcapáginas y postales y me encantan las tragedias bien gordas. En mis ratos libres aprendo alemán y veo vídeos de ballet. También toco el piano y hago experimentos culinarios que no siempre se pueden comer. ¡Y he publicado una novela sobre vikingos!
Elena

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  • Responsable: Elena Álvarez Rodríguez
  • Finalidad: ayudar a la detección de spam.
  • Legitimación: consentimiento expreso del usuario.
  • Destinatarios: Jetpack y Gravatar, como proveedores de servicios de comentarios de esquinasdobladas.com.
  • Derechos: el usuario tiene en todo momento derecho a solicitar el acceso a los datos personales, solicitar su rectificación o supresión, solicitar la limitación de su tratamiento, oponerse al tratamiento y a la portabilidad de los datos.