La tarta de chocolate de «Divergente»

EL POSTRE LITERARIO DE HOY, aunque llegue un poco tarde, corresponde al mes de febrero. La razón de que escogiese ese mes para hacer una tarta de Divergente no se debe a ningún motivo literario, sino a que era el cumpleaños de mi hermana y Divergente es su libro preferido, así que… se lo debía.

Yo ya había leído por internet que en el libro había tarta de chocolate aunque en la película no aparezca. De hecho, los fans de la saga parecen bastante obsesionados con el tema; casi tanto como los de Harry Potter con la reacción de Dumbledore en El cáliz de fuego. Pero a lo que iba: sabía que se mencionaba la tarta, pero decidí leerlo por mí misma para documentarme (me pregunto quién me habrá pegado esa manía)…  y en dos días me había enganchado, me había terminado el libro y estaba deseando hacer la tarta.

La verdad es que esta vez tenía bastante libertad creativa, porque no es un postre que se describa en profundidad en el libro. De hecho, la mención más imporante es en una conversación entre Tris (la protagonista) y su madre:

—Debería marcharme. Quedarás bien si parece que no estamos demasiado unidas.

—Me da igual quedar bien.

—Pues no debería. Sospecho que ya te están vigilando.

Se aleja y me quedo demasiado pasmada para seguirla; al final del pasillo se vuelve y añade:

—Tómate un trozo de tarta por mí, ¿vale? La de chocolate está deliciosa. —Después  esboza una sonrisa extraña y torcida y dice—: Te quiero, espero que lo sepas.

Y se va.

En resumen, que el único requisito para que la tarta fuera fiel al libro era ser deliciosa. Y creo que puedo afirmar que esta receta lo cumple a las mil maravillas. El bizcocho tiene un sabor a chocolate muy intenso gracias al cacao puro, mientras que para la cobertura me he inspirado en un dulce brasileño llamado brigadeiro, parecido a las trufas de chocolate (¡y buenísimo!).

Así pues, vamos con la receta:

Ingredientes

Para el bizcocho

  • 4 huevos
  • 200 g de azúcar
  • 100 ml de aceite
  • 1/2 l de leche
  • 275 g de harina
  • 50 g de cacao puro
  • 1 sobre de levadura

Para la cobertura

  • 400 g (una lata) de leche condensada
  • 4 cucharadas de cacao puro
  • 2 cucharadas de mantequilla
  • agua
  • fideos o virutas de chocolate para decorar

Preparación

Para el bizcocho

1. Ponemos en un cuenco todos los ingredientes excepto la leche y removemos hasta que quede una mezcla homogénea.

2. Vamos añadiendo la leche poco a poco, mezclando tras cada adición.La tarta de chocolate de «Divergente» – Esquinas Dobladas

3. Repartimos la masa del bizcocho en dos moldes pequeños (si no tenemos podemos usar uno grande), previamente untados con mantequilla.

4. Cubrimos los moldes con papel de aluminio. Esto hará que el bizcocho quede más húmedo y jugoso gracias al vapor.
La tarta de chocolate de «Divergente» – Esquinas Dobladas

5. Los metemos en el horno (precalentado) a 180º C. Dependiendo del horno y del tamaño de los moldes tardarán más o menos en hacerse, pero es buena idea ir comprobando a partir de los primeros 15 minutos de cocción, ya que al estar cubiertos con el papel de aluminio no podemos ver si se están quemando.

6. Una vez hechos, desmoldamos y dejamos enfriar.
La tarta de chocolate de «Divergente» – Esquinas Dobladas

Para la cobertura

1. Disolvemos el cacao con un poco de agua, lo suficiente para que quede una pasta muy espesa.
La tarta de chocolate de «Divergente» – Esquinas Dobladas

2. En un cazo calentamos la leche condensada y la mantequilla.
La tarta de chocolate de «Divergente» – Esquinas Dobladas

3. Cuando la mantequilla se haya derretido, añadimos el cacao y removemos sin parar hasta que hierva.

4. Cuando empiece a hervir, bajamos un poco el fuego y continuamos removiendo durante unos 10-15 minutos.
La tarta de chocolate de «Divergente» – Esquinas Dobladas

5. Cuando la mezcla esté densa, espesa y brillante, la retiramos del fuego y dejamos enfriar.
La tarta de chocolate de «Divergente» – Esquinas Dobladas

Para la tarta

1. Ponemos aproximadamente 1/3 de la cobertura sobre uno de los bizcochos y la extendemos hasta cubrirlo.
La tarta de chocolate de «Divergente» – Esquinas Dobladas

2. Colocamos el otro bizcocho encima.

3. Con el resto de la cobertura tapamos la parte superior de la tarta y a continuación los laterales.

4. Decoramos con virutas o fideos de chocolate (o como más nos guste).

¡Y la tarta está lista! Suponiendo que hayáis conseguido llegar hasta aquí sin haberos comido la cobertura a cucharadas por el camino, claro…

Como siempre, contadme si os animáis a probar la receta o sugeridme algún otro postre literario que os gustaría ver realizado.

¡Hasta el próximo postre literario!

María Vogel

María Vogel

Exploro libros en busca de nuevas aventuras (¡y recetas!)
María Vogel

Una respuesta a “La tarta de chocolate de «Divergente»”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  • Responsable: Elena Álvarez Rodríguez
  • Finalidad: ayudar a la detección de spam.
  • Legitimación: consentimiento expreso del usuario.
  • Destinatarios: Jetpack y Gravatar, como proveedores de servicios de comentarios de esquinasdobladas.com.
  • Derechos: el usuario tiene en todo momento derecho a solicitar el acceso a los datos personales, solicitar su rectificación o supresión, solicitar la limitación de su tratamiento, oponerse al tratamiento y a la portabilidad de los datos.