Documentación extrema (12) | Con la casa a cuestas

Documentación extrema (12) | Con la casa a cuestas – Esquinas Dobladas

ESCRIBÍ LA ÚLTIMA ENTRADA de esta categoría de Documentación extrema sobre el mito de los cuernos que llevaban los vikingos en sus cascos (porque, verás, tengo publicada una novela sobre vikingos, ejem, ejem), pero hoy vengo a hablarte de algo completamente diferente: a propósito del proyecto que estoy escribiendo actualmente, que va, entre otras cosas, de un circo, voy a contarte cómo me he documentado sobre caravanas.

Tampoco es la primera vez que te hablo sobre este proyecto: estas son las otras entradas en las que te he ido contando mis vicisitudes y peripecias con la novela y, también en el ámbito de la documentación, aquí te hablé de trapecistas y aquí, de las escuelas de los circos. Pero resulta que a mí me preocupa bastante esto de no saber dónde viven mis personajes, así que me he puesto manos a la obra y he investigado un poco sobre las caravanas.

Continuar leyendo “Documentación extrema (12) | Con la casa a cuestas”

¡Valor y al toro! Cuando escribir deja de ser un hobby

¡Valor y al toro! Cuando escribir deja de ser un hobby – Esquinas Dobladas

EL OTRO DÍA me pidieron que cantara en una boda. Me entraron sudores fríos y una risa histérica y lo primero que hice fue responder con un icono tal como este: 😱  (también fue mi respuesta cuando mi profe de la autoescuela me dijo que me iba a apuntar al examen, porque yo soy así de expresiva). Pero se me fue la pinza y dije que sí (también a lo del examen, aunque después suspendí dos veces antes de sacarme el carné de conducir). Y la risa histérica se intensificó, porque de repente me di cuenta de que no se trata de cantar en la ducha sino en la boda de alguien.

Vamos, un ataque agudo del Síndrome del Impostor, como el que sufrí hace dos años cuando comencé la campaña de crowdfunding para publicar Cuando la luna brille (mi novela de vikingos).

Continuar leyendo “¡Valor y al toro! Cuando escribir deja de ser un hobby”

Los comentarios en Microsoft Word | Las herramientas del escritor (7)

Los comentarios en Microsoft Word | Las herramientas del escritor (7) – Esquinas Dobladas

EN LA ENTRADA DE la semana pasada ya te conté que este verano, con esto de las vacaciones y gracias a una escasez de acceso a internet, he tenido que reaprender a escribir sin documentarme. O, lo que es lo mismo, he hecho un esfuerzo por seguir escribiendo: nada de pararme a completar detalles y, por supuesto, nada de pasar tres horas de reloj mirando a la pantalla porque hay una palabra que no me viene a la mente. Al fin y al cabo, ya habrá tiempo de volver a todo eso  cuando comience a corregir la novela.

No quiero ponerme pesada repitiendo lo mucho que ha aumentado mi productividad desde que he decidido regresar a mis orígenes y escribo sin distracciones, pero es que es así. Una media de 1000 palabras al día, un grandísimo empujón a la novela y, sobre todo, la sensación de que estoy avanzando; de que por fin esto toma forma, que es algo que, sinceramente, con este proyecto no me pasaba desde que comencé a planificar su estructura hace cosa de un año (además, tuve un bache allá por la mitad, que por suerte pude superar). ¿Y cuál ha sido la clave? Puede parecer simple, pero ponerme a escribir.

Continuar leyendo “Los comentarios en Microsoft Word | Las herramientas del escritor (7)”

Cómo las vacaciones me han ayudado a dejar de procrastinar

Cómo las vacaciones me han ayudado a dejar de procrastinar

HASTA NO HACE MUCHO TIEMPO, yo escribía siempre a mano. De verdad: novelones enteros de miles y miles de palabras a boli sobre papel cuadriculado; montones de patatas que nunca verán la luz y que recibían la primera corrección cuando me dedicaba con muchos sudores a pasarlas a ordenador. Abandoné este sistema cuando vivía en Alemania y empecé a escribir mi novela sobre la Guerra Fría, no porque decidiera modernizarme de repente, sino porque no me llevé libretas en blanco cuando me mudé y no quería comprarme muchos cacharros que luego tuviera que traer de vuelta a España.

Me ha hecho falta irme de vacaciones a un sitio donde mi acceso a internet era bastante limitado para recuperar un método de escritura que me había funcionado siempre muy bien y que tenía abandonado: no, no he vuelto a escribir a mano. Alguna hoja suelta, alguna escena clave y mil esquemas, sí, pero el grueso del borrador está directamente en Word. Lo que he vuelto a hacer es escribir sin documentarme.

Continuar leyendo “Cómo las vacaciones me han ayudado a dejar de procrastinar”

Por qué Instagram se ha convertido en mi red social favorita

 Por qué Instagram se ha convertido en mi red social favorita

HACE MENOS DE UN MES que me abrí una cuenta en Instagram. Bueno, en realidad esto es mentira: ya tenía otra cuenta personal desde hace años, sin apenas actividad y medio abandonada. Y, en realidad, llevaba tiempo dándole vueltas a dejar que Esquinas Dobladas también entrara en Instagram, porque es una red muy visual (y que, junto con Pinterest, de la que ya te hablé por aquí, es mi favorita), pero no terminaba de animarme. Entre otras razones, porque apenas subo fotos a mi cuenta personal y me daba un poco de miedo crearme una cuenta nueva, empezar con mucho fuelle y dejarla también de lado al cabo de dos o tres semanas.

Así que, ¿por qué me he hecho una cuenta? Pues fue casi de casualidad. En cuestión de pocos días leí dos artículos sobre los usos de Instagram para escritores: este, de María José Moreno en su blog, simplementemj; y este otro, de Jaume Vicent (que seguro que te suena de Excentrya) en el blog de MOLPE (recomendadísimos todos, por cierto). ¡Y me entró el gusanillo! Así que, después de una conversación en la que le mencioné de pasada a María Vogel (mi queridísima repostera literaria) que estaba planteándome hacerme Instagram, me puse a enredar una tarde y me creé la cuenta. Y no pensaba utilizarla realmente, al menos de momento, pero hay una opción que no desactivé que empezó a notificar a mis seguidores (los de mi cuenta personal) que había abierto una nueva… y lo tomé como una señal.

Continuar leyendo “Por qué Instagram se ha convertido en mi red social favorita”

Las galletas de coco de «Palmeras en la nieve»

¡HOLA! ESTA ES MI PRIMERA entrada en el nuevo blog, y también he aprovechado para cambiarme yo misma de nombre. En mis entradas anteriores publicaba como Marytta, pero ahora he cambiado a María Vogel. María porque es mi nombre real, y Vogel… bueno, estoy segura de que lo averiguaréis algún día. ;P

Aparte de esta novedad, todo sigue igual. Las galletas de coco de «Palmeras en la nieve»Sigo siendo la misma persona y sigo haciendo postres. Aunque tengo que confesar que el de este mes lo he hecho sin haber leído el libro correspondiente. Pero es que mi pila de libros por leer es muuuuuy alta ahora mismo, y quería aprovechar la estupenda entrada de Elena sobre Palmeras en la nieve para presentaros un postre que me encanta y que, espero, hará que disfrutéis el doble del libro si os animáis a leerlo.

Lo poco que sé del libro es lo que dice la sinopsis y lo que contó Elena en su entrada: que son dos hilos argumentales distintos, uno ambientado en el pasado con los hermanos Kilian y Jacobo, y otra en el presente con Clarence, hija y sobrina de estos dos. Por lo que me dice Elena, Clarence visita una aldea escondida en Guinea y le ofrecen una especie de banquete… y es ahí cuando prueba las galletas de coco que os traigo hoy.

Continuar leyendo “Las galletas de coco de «Palmeras en la nieve»”

Cinco pasos para enamorarte de la novela histórica

Cinco pasos para enamorarte de la novela histórica – Esquinas Dobladas

ESTE FIN DE SEMANA he estado buceando un poco en el baúl de los recuerdos: si me sigues en Instagram y viste mis stories, sabrás que estuve revisando y actualizando la libreta en la que tengo apuntados todos los libros que he leído desde 2006: no recuerdo muy bien por qué con doce años me pareció una buena idea llevar un registro de mis lecturas; parece ser que los señores de Goodreads tuvieron una idea parecida y desarrollaron la plataforma ese mismo año.

Quizás tuvo algo que ver que fue ese año en el que empecé a escribir mis primeras patatas (de las que puedes leer unos convenientemente horrorosos extractos por aquí), pero el caso es que por aquella época se conoce que yo tenía mucho tiempo porque leía un montón: más de 100 libros al año, cuando en 2016 fueron solamente 36. Claro que los libros de aquella época eran cosillas más bien cortitas y ahora, aparte de que tengo ochenta mil asuntos más entre manos, leo otro tipo de libros. ¡Y puedo decir que siempre he estado por encima de la media nacional!

Continuar leyendo “Cinco pasos para enamorarte de la novela histórica”

Documentación extrema (11) | De cascos con cuernos

Documentación extrema (11) | De cascos con cuernos

¡Y CON ESTA VAN ya once entradas de Documentación Extrema! Lo cierto es que, cuando se me ocurrió la idea de ir contando paso a paso mi proceso de documentación, no pensaba ni que fuera a gustarme tanto compartirlo ¡ni que fuera a dar para tantos artículos! Son de mis favoritos del blog, así que te animo a echarles un vistacillo al resto: hay de todo tipo de temas, desde comida a trapecistas, pasando por la televisión ¡y viajes en tren!

Pero, curiosamente, todavía no le había dedicado una entrada de Documentación Extrema a los vikingos. Entre otras cosas, porque escribí mi novela Cuando la luna brille (que, efectivamente, va de vikingos) hace ya algunos añitos y ese proceso de documentación comenzó y terminó antes de que abriera este blog. ¡Pero eso no quita que no me documentara! De hecho, fue un proceso bastante exhaustivo: quizás no tanto como el que he llevado a cabo para mi novela ambientada en la Guerra Fría (creo que me vuelvo más friki de la documentación a cada año que pasa), pero leí mucho sobre la cultura vikinga en su momento. ¡Porque se trata de una forma de vida muy distinta a la nuestra! Y es sobre toda esa información que recabé en su momento sobre la que baso las presentaciones de Cuando la luna brille (que, por cierto, tiene postre): de una forma participativa, intento que todos aprendamos un poquito más sobre los vikingos y sus costumbres (y, de paso, hablo también un poquito sobre mi libro).

Así que, como este viernes día 9 voy a dar una pequeña conferencia-presentación sobre vikingos y Cuando la luna brille en la Biblioteca Santa Ana de Badajoz, aprovecho y te cuento un secreto sobre vikingos.

Continuar leyendo “Documentación extrema (11) | De cascos con cuernos”

«Palmeras en la nieve» y el modelo Kate Morton en la novela histórica

«Palmeras en la nieve» y el modelo Kate Morton en la novela histórica

LA SEMANA PASADA TERMINÉ de leer Palmeras en la nieve, de Luz Gabás, y como el libro no me dejó indiferente decidí que escribiría aquí una entrada sobre él. Pero como no podía decidirme (¡hay tantas cosas de las que podría hablar!), abrí una encuesta en twitter para elegir el tema de hoy. Después de una ronda de desempate (en la primera encuesta quedó descartado que hablase sobre el final), la cosa quedó tal que así:

Continuar leyendo “«Palmeras en la nieve» y el modelo Kate Morton en la novela histórica”

La Filosofía Cluster en la escritura (¡y fotos de mi presentación en Badajoz!)

(Las fotos están al final, pero antes voy a soltarte un rollo sobre racimos de uvas y clases de portugués)

La Filosofía Cluster en la escritura

EL OTRO DÍA leí este completísimo artículo que Gabriella Campbell publicó en su blog sobre formas de obtener inspiración y, aunque reúne otras 33 técnicas geniales para tener ideas, lo cierto es que a mí la que mejor me funciona es la número uno: lo que Gabriella y James Altucher llaman sexo de ideas y que yo (quizás porque estuve trabajando en una asociación de estas características) llamo Filosofía Cluster.

Continuar leyendo “La Filosofía Cluster en la escritura (¡y fotos de mi presentación en Badajoz!)”